El dinero físico, garante de libertad

 

 

Peter Kopa, 9.9.2020

En los últimos años los pensadores de izquierda están exigiendo la abolición del dinero efectivo y hasta la liquidación las instituciones oficiales que lo acuñan e imprimen, so pretexto de combatir mejor la criminalidad y la evasión fiscal. Y ya están apareciendo las primeras concreciones de este proceso: algunos Estados han dejado de emitir billetes de 500 Euros. Otra medida análoga es la limitación de pagos en efectivo hasta una suma máxima. Y todo esto está en oposición abierta a las leyes vigentes, que declaran el dinero físico como medio legal de cambio, sin limitaciones. Por otra parte, en un asunto de tal importancia, el Estado no lo ha consultado a la ciudadanía o al parlamento en la forma debida.

Los peligros de la abolición del dinero físico

En primer lugar no es verdad que el dinero cash favorezca la criminalidad, sino todo lo contrario: es precisamente el dinero virtual el que puede no sólo facilitar más el crimen, sino que al mismo tiempo el Estado y los institutos financieros tendrían las puertas abiertas para crear dinero de la nada, como ahora es el caso cuando un banco central (el FED y el BCE) imprime sin más miles de millones sin la antigua cobertura en oro, que fue cancelada en los USA en los años 70 del siglo pasado y luego se impuso en todo el mundo. Es decir, el dinero virtual favorecería el crimen del Estado y de las organizaciones que controlan técnicamente su movimiento, por ejemplo, bloqueando cuentas para obligar al ciudadano a pagar impuestos, o los intereses de su hipoteca etc.

Así, la total transparencia dineraria del ciudadano lo convertiría en presa fácil ante las manipulaciones que solo permitiría el dinero digital:  mediante la tecnología del G5 el Estado o un grupo de interés podría espiar todo consumo, viaje, compra etc.  del ciudadano. Esta información se convertiría en mercancía de venta, por ejemplo, a las aseguradoras que podrían ver fácilmente el perfil de hábitos: así, las personas obesas tendrían que pagar una prima mayor, o el nivel de morosidad podría impedir el acceso al crédito bancario, o un antecedente de enfermedad podría dificultar la búsqueda de trabajo etc. Y así quedaría anulada una parte importante de legítima privacidad del individuo.

 

Previsibles reacciones contra el dinero digital

En Derecho Romano, que está en la base de las leyes, se dice que la propiedad de algo puede adquirirse por un intercambio en las siguientes variantes:

Do ut des -doy porque des; Do ut facies-doy para que hagas; Facies ut des-hago para que des; Facio ut facies-hago para que hagas.

Port tanto, podría reflorecer el trueque sin la mediación del dinero, lo cual significaría volver a los tiempos en que no había dinero físico todavía, como en los primeros tiempos del Imperio Romano, cuando en vez de dinero se daba ganado, el ˇpecus´ u oveja. Más tarde se acunaron trozos de plata con la imagen del César, que en más de una ocasión se fueron aligerando de peso, sin cambiar su valor nominal: es decir, se ha ´inflado ‘la masa dineraria, que es a lo que llamamos hoy inflación. Es la manera cómo el Rey o el Estado ha financiado en parte las guerras, a costa del ciudadano, que caía así en la miseria.

Hoy muchos expertos en economía están pidiendo el retorno a la cobertura en oro o plata, del dinero físico, precisamente para que el Estado y los bancos no puedan manipularlo a expensas del ciudadano. La estabilidad del valor monetario es una de las condiciones esenciales para el florecimiento de la economía libre, como única alternativa para una nación que quiera ser realmente libre.

¿Quienes apoyan el dinero virtual?

Las mismas organizaciones, empresas e instituciones que protagonizan el Deep State: los ´mainstream-media´, Las Naciones Unidas y sus organizaciones dependientes como la OMS, Bill Gates, Soros, Hollywood y la mayoría de sus artistas, la Unión Europea y todos los que apoyan la Agenda 21 de las UN, acordada en el 2001 en Rio de Janeiro. Igualmente apoyan la implantación del G5, cuya tecnología permitirá precisamente transparentar totalmente a las personas -como es ya el caso en la China-, en el sentido de un nuevo mundo orwelliano. Este poderoso grupo, si bien minoritario, tiene en sus manos un cierto poder de control económico y político mundial. Apoya además la globalización, la depopulación de la tierra, la vacunación forzosa sin control de los Estados, el aborto, el genederismo y le matrimonio entre homosexuales.

 

 

 

Physical money, a guarantor of freedom

Peter Kopa, 9.9.2020

In the latest years the left-wing thinkers are demanding the abolition of money and even the liquidation of the official institutions that cradle and print it, under the pretext of better fighting crime and tax evasion. And the first concretions of this process are already appearing: some states have stopped issuing 500 Euro bills. Another similar measure is the limitation of cash payments to a maximum amount. And all this is in open opposition to the current laws, which declare physical money as a legal means of exchange, without limitations. On the other hand, in a matter of such importance, the State has not consulted the citizenry or parliament in the proper manner.

The dangers of abolishing physical money

In the first place, it is not true that cash favors crime, but quite the opposite: it is precisely virtual money that can not only facilitate crime more, but at the same time the state and the financial institutions would have the doors open to create money out of nothing, as is now the case when a central bank (the FED and the ECB) simply prints billions without the old gold cover, which was cancelled in the USA in the 70s of the last century and then imposed all over the world.

Moreover, the total transparency of the citizen’s money would make him an easy prey to the manipulations that only digital money would allow: through G5 technology the State or an interest group could spy on every consumption, travel, purchase, etc. of the citizen. This information, for example, could be of interest to the business of insurance companies as they could easily see the profile of habits: thus, obese people would have to pay a higher premium, or the level of default could prevent access to bank credit, or a history of illness could make it difficult to find work, etc. And so an important part of the individual’s legitimate privacy would be nullified.

Predictable reactions against digital money

In Roman law, which is at the basis of the law, it is said that ownership of something can be acquired by an exchange in the following variants:

Do ut des -I give because you give; Do ut facias-I do for you to do; Facias ut des-I do for you to give; Facia ut facias-I do for you do.

Therefore, barter could flourish without the mediation of money, which would mean going back to the times when there was no physical money yet, as in the early days of the Roman Empire, when instead of money, the ˇpecus´ or sheep was given. Later, pieces of silver were cradled with the image of Caesar, which on more than one occasion were lightened in weight, without changing their nominal value: that is, the ‘money mass’ has been ‘inflated´, to what we call today inflation. This is the way in which the King or the State has partly financed the wars, at the expense of the citizen, who was falling into misery.

Today, many economic experts are calling for a return to cover the physical money in gold or silver, precisely so that the State and the banks cannot manipulate it at the expense of the citizen. The stability of monetary value is one of the essential conditions for the flourishing of the free economy, as the only alternative for a nation that wants to be truly free.

Who supports virtual money?

The same organizations, companies and institutions that support the Deep State: the ‘mainstream-media’, the United Nations and its dependent organizations such as the WHO, Bill Gates, Soros, Hollywood and most of its artists, the European Union and all those who support the UN Agenda 21, agreed in 2001 in Rio de Janeiro. They also support the implementation of the G5, whose technology will allow people to be totally transparent – as is already the case in China – in the sense of a new Orwellian world. This powerful group, although a minority, has in its hands a certain power of global economic and political control. It also supports globalization, the depopulation of the earth, forced vaccination without state control, abortion, genederism and gay marriage.

 

 

Comentarios

  1. Una idea que hace pensar en que cualquier excusa es buena para el control del populacho. El dinero virtual es una herramienta que encaja perfectamente para el control total del ciudadano, quizá la más socorrida. Es cierto que esto se veía venir desde hace tiempo, pero la pandemia ha facilitado su uso masivo. Todo ello quizá porque no hay actualmente ningún gobierno que pueda sostener el dinero virtual en correspondencia con el patrón oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *